18 de septiembre de 2013

Flora y fauna de Aragón: Oso Pardo


Nos toca hoy hablar de otra especie autóctona de nuestra comunidad, el oso pardo. Esta especie siempre ha habitado en los pirineos, pero tras la caza y numerosas persecuciones se encuentra en peligro de extinción. En la península ibérica el oso pardo únicamente se encuentra en dos zonas, en la Cordillera Cantábrica y en la zona que va desde el valle del Roncal en Navarra hasta los valles de Ansó y Hecho en Aragón.

El oso pardo puede medir entre 1,5 m y 3 m, el peso oscila entre 100 kg hasta casi los 700 kg aunque los osos pirenaicos no suelen superar los 250 kg. Su coloración es muy diversa y puede variar desde el marrón oscuro a un dorado claro pasando por distintas tonalidades de grises. Tienen los sentidos del oído y el olfato muy desarrollados en detrimento de la vista.

Esta especie puede vivir de 25 a 30 años, durante este tiempo las hembras procrean cada dos años para cuidar de las crías entre cada parto que suele ser de 1 a 3 oseznos. La época de celo va de Mayo a Julio y el parto se produce entre Enero y Diciembre en alguna cueva en la que la hembra esté hibernando.


En lo relativo a la alimentación es un animal omnívoro y su dieta varía dependiendo la estación del año, aunque los que habitan en el pirineo se alimentan principalmente de vegetales. Debido al gran carácter depredador del oso, este no suele encontrase con ninguna amenaza animal a excepción del hombre, principal responsable de que esta especie se encuentre protegida y en peligro de extinción.