5 de marzo de 2017

¿Cuál es el origen de la Cincomarzada?


Todos deseamos que lleguen días de fiesta, y la Cincomarzada especialmente ya que muchos lo celebramos  comiendo con amigos en el parque del Tío Jorge. Sin embargo, son muchas las personas que desconocen el origen de este festejo popular zaragozano.
Hoy en día, el 5 de marzo, es una fecha de celebración para los maños, pero en 1838, fue un día de incertidumbre, de lucha, de tensión, de sacrificio…

Hace 179 años los ciudadanos de Zaragoza tuvieron que luchar contra tropas partidarias del pretendiente al trono de España, Carlos V, hermano del rey Fernando VII (quien había muerto 5 años antes) que venían dispuestas a saquear la ciudad.
Zaragoza, postulada en favor de Isabel II, hija del difunto rey, disponía de una privilegiada posición estratégica, por lo que debía estar siempre protegida y en guardia.  Una importante guarnición isabelina se encargaba de ello. Pero en febrero del citado año, ante la falsa noticia de que las tropas carlistas estaban lejos, los isabelinos reforzaron sus apoyos en el paso hacia el Maestrazgo que estaba en peligro. Los carlistas, informados del desplazamiento fuera de la ciudad del ejército de la reina, aprovecharon el momento para asaltar la ciudad con 2.800 infantes y 300 hombres de caballería. Estas tropas, dirigidas por Juan Cabañero y Esponera, aunque no venían con la intención de tomar la ciudad aragonesa, sí que pretendían saquearla.
El pueblo no podía permitirlo y respondieron al ataque como pudieron,  armados con herramientas de la vida cotidiana: utensilios de cocina y agricultura, cuchillos, agua hirviendo… El resto de tropas isabelinas volvían a sus cuarteles desde el Maestrazgo, así que dado que estaban fracasando en la misión, las tropas carlistas huyeron antes del regreso de los isabelinos.

Desde entonces se homenajea este día, como el día en que los zaragozanos demostraron su valentía. “Siempre Heroica” es el título que acompaña al escudo de la ciudad por su capacidad de actuación, de respuesta y de lucha en un momento inesperado. Sin embargo, como cualquier guerra de ayer y de hoy, también fue un momento triste e injusto para miles de personas inocentes que sufrieron las devastadoras consecuencias de un enfrentamiento así.