19 de octubre de 2017

14 REGLAS PARA CONSUMIR Y RECOLECTAR SETAS


Con la llegada del otoño, las setas que aparecieron con las últimas tormentas del verano se hacen más fértiles y de mayor calidad. Los bosques y prados se convierten con la abundancia de las lluvias en pequeños paraísos para los amantes de las setas. Además, es una actividad que muchos hacen en familia ¡Siempre se ha dicho que cuatro ojos ven más que dos! Pero hay varias cosas que debes tener en cuenta cuando vayas a recoger setas:


  1. No consumas setas que no conozcas
  2. Ante la duda de si es o no venenosa, no la consumas.
  3. Acude a las sociedades micológicas para resolver cualquier duda al respecto.  
  4. No consumas setas que previamente han provocado intolerancia a alguien.
  5. Las setas son poco digestivas, por eso es mejor no consumir cantidades excesivas.
  6. Hay especies que sólo pueden consumirse cocinadas, por eso es recomendable no tomarlas nunca crudas. 
  7. Hay otras especies  como Coprinusatramentarius que no  pueden ser consumidas junto con bebidas alcohólicas. Su interacción provoca reacciones muy peligrosas.
  8. La mayoría de las setas se descomponen rápidamente por lo que se aconseja no guardarlas demasiado tiempo sin consumirlas.
  9. Es muy peligroso consumir especies que crecen en suelos enriquecidos con abonos químicos o que se encuentren en cunetas, zonas industriales, setos y parques de ciudades.  Los hongos tienen mucha facilidad para acumular metales pesados y otros contaminantes.
  10. Si sospechas que te has intoxicado por el consumido de setas, debes acudir urgentemente a un centro sanitario, y si es posible con una muestra de las setas que has tomado.
  11. Debes evitar elaborar conservas caseras por  el peligro de botulismo.
  12. No debes remover el suelo con utensilios para localizar especies ocultas.
  13. Corta las setas por la base del pie con cuchillo o navaja.
  14. La mejor manera de recoger los ejemplares es utilizando una cesta de mimbre