14 de febrero de 2018

TE ENAMORARÁS DE SOBRARBE

La Comarca del Sobrarbe es para aragoneses y forasteros una de las más bellas de Aragón. Sus más de 150 pueblos y 19 municipios son parte importante de su atractivo turístico. La otra parte seductora de esta zona es la naturaleza que le rodea. Dos lugares declarados Patrimonio Mundial de la UNESCO, dos Itinerarios Culturales Europeos, un Parque Nacional, dos Parques Naturales, una Reserva de la Biosfera y todo el territorio que forma el Geoparque Mundial de la UNESCO.  Pocos territorios pueden presumir de tener un patrimonio natural tan excepcional como el de Sobrarbe. Razones más que suficientes para ir a descubrirlo, ¿no te parece?

Valle de Ordesa. Jesús Alenda. 


Ruta por los pueblos de Sobrarbe 

◉ Aínsa está situada en la confluencia de los ríos Cinca y Ara. A una altitud de 589 metros, desde el pueblo se puede observar todo su entorno. Se encuentra entre el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el Parque Natural de los Cañones y la Sierra de Guara y el Parque Natural Posets-Maladeta. Sin duda, un entorno privilegiado que hace de esta localidad una de las más turísticas de la comarca. 

Para realizar actividades con los peques de la casa y también para los valientes que buscan adrenalina, os recomendamos Aguas Blancas. Con ellos podréis descender divertidos ríos o navegar en canoa por preciosas pantanos, por ejemplo. 
Para días en los que el tiempo no acompañe a realizar una actividad al aire libre, Aínsa también cuenta con pistas de pádel cubiertas, en Padelifey+, para los aficionados a este divertido deporte ¡Además tienen menú de entre semana y de fin de semana y una variada carta de comida deliciosa!

Si piensas pasar la noche en Aínsa,  te recomendamos la Casa Cosculluela del año 1821 aunque su última reforma se realizó en 2003 convirtiéndola en cuatro confortables apartamentos 
Otra opción ideal para ir en grupo es el Albergue Mora de Nuei, que cuenta con una terraza con vistas privilegiadas. 

Aínsa. Josep María Viñolas Esteva. 

◉ Bielsa también se ubica en un entorno predilecto, en la confluencia de los ríos Cinca y Barrosa y sobre la morrena frontal del Valle de Bielsa, de origen glaciar. Puede que si visitas este pueblo pirenaico oigas a alguien hablar en belsetán, una de las variantes dialectales del aragonés. Y como dato curioso, si preparas un viaje para febrero es interesante saber  que el carnaval que aquí se celebra es uno de los más antiguos de España y posiblemente el más popular de todas las poblaciones aragonesas del Pirineo.

Dormir en Bielsa es como dormir en el paraíso. Esta localidad cuenta con variadas ofertas de alojamientos para distintas ocasiones y para todos los gustos.
La alternativa más romántica sin duda es el Parador de Bielsa, a los pies de Monte Perdido. Un paraje rodeado de praderas, arboledas y lagos de montaña que te hacen disfrutar de una estancia inolvidable. 
También en un entorno predilecto se encuentra Casa Mairal, una muy buena opción para hospedarte si visitas esta comarca oscense en familia o con amigos.  
Pero si tu debilidad es ir de camping, tienes que visitar Camping Pineta, ubicado en una de las zonas más bonitas del Pirineo aragonés, el Valle de Pineta.

Bielsa. 

◉ Boltaña se localiza al final del valle del río Ara, en una ladera de un monte coronado por el Castillo de Boltaña, también conocido como “Castillo de los condes de Sobrarbe”. Subir hasta aquí es una forma ideal para ver el pueblo desde lo alto. Entre los edificios de mayor interés se encuentran la colegiata de San Pedro de estilo gótico aragonés y el Ayuntamiento. 

Si algo es conocido en la localidad es el Hotel Monasterio de Boltaña, que nació tras una completa renovación del antiguo Monasterio del Carmen, del siglo XVII y está situado a orillas del río Ara. Un lugar de ensueño para alojarte  un fin de semana.
Y para comer, un restaurante de referencia con menús diarios, carta, carnes a la brasa y raciones es el Asador Avenida

Hotel Monasterio de Boltaña. 

Broto La villa de Broto es la cabecera natural del Valle de Ordesa. Los dos barrios que componen Broto están separados por el rió Ara. El municipio es un mirador del impresionante Mondarruego, entrada del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido por su vertiente oeste. Tanto Broto como los pueblos que lo conforman cuentan con un rico patrimonio histórico-artístico como la Ermita de San Bartolomé o la cárcel de Broto.

Para dormir por esta zona puedes probar en Casa Matías, unos apartamentos turísticos ubicados en Buesa o en el Hotel Casa Frauca de Sarvisé y a escasos minutos del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido.
Si quieres comer por en Broto, un lugar de montaña recomendado es El Perdido Meeting Bar, ideal para almuerzos, cenas o simplemente para tomar un café caliente o un refresco terraza con vistas. 

Broto. Mover el Bigote. 

◉ Fanlo  se encuentra en las sierras interiores pirenaicas, en las proximidades del río Ara. Hace muchos años fue una de las poblaciones más importantes de la comarca de Sobrarbe. Paseando por el pueblo se pueden observar construcciones características del siglo XV y XVI con ventanales góticos. La iglesia parroquial de esta localidad oscense pertenece al siglo XV,  es de estilo gótico y su interior aguarda valiosas tallas del siglo XIII.

Si te decides por Fanlo, puedes hospedarte en Casa Sestrales, con capacidad para 6 personas

Fanlo. Huesca La Magia. 

◉ Gistaín también es conocido como el pueblo de las tres torres por conservar sus torreones de defensa: una casa del siglo XVI, la iglesia de San Vicente Mártir de los siglos XVI y XVIII y la ermita de San Fabían del siglo XVIII. Gistaín está ubicada en un espectacular paisaje de prados y bordas. Junto en la entrada del pueblo hay una fuente que conserva inscripciones medievales.

Si has pensado venir a Gistaín en familia o con un grupo grande, te proponemos dormir el Hostal Restaurante Casa Alvira, en pleno Valle de Chistau. Dispone de 11 habitaciones abuhardilladas y una terraza de verano en el patio de piedra. 
Y si eres un amante de las buenas barbacoas, tienes que probar a comer en el Restaurante Merendero Garcés, donde podrás comer carne asada en una terraza con vistas únicas a la Peña Montañesa y Valle del Cinca.  
Gistaín. Descubre Huesca.
Restaurante Merendero Garcés 

◉ Plan es la principal localidad del Valle de Chistau. Estar rodeado de cumbres de entre 2.000 y 3.000 metros de altitud como la Tuca Llardana, la segunda más alta del Pirineo con 3.375 metros es uno de sus principales atractivos turísticos. El otro es que cuenta con abundantes ibones y lagos, como los de Millares, Barbarisa o el ibón de Plan. Las calles del pueblo son largas y estrechas y entre sus edificios existen casas infanzonas cerca de la iglesia de San Esteban de estilo románico.

Si te apetece pasar unas vacaciones en la alta montaña, puedes alojarte en los Apartamentos Barbera, ubicado en pleno Valle de Chistau en un entorno natural y tranquilo. 
Para comer comida casera, te recomendamos un restaurante con más de 35 años de historia, el Bar Restaurante Casa Ruché, todo un clásico es la Comarca del Sobrarbe.
Otra propuesta gastronómica es La Capilleta Bistro, un lugar para sentirse como encasa y con un ambiente Provenzal donde poder probar el mejor arroz de mar y montaña elaborado en braza de la zona. 
Ibón de Plan. Carles Zmorano.

◉ Torla se encuentra en el valle glaciar del río Ara y bajo la mirada del macizo de Mondarruego. Es un pueblecito muy típico del pirineo con una ubicación privilegiada por sus paisajes. Es la puerta de acceso al Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, con increíbles vistas y un sinfín de rutas, también del Valle de Broto y de Bujaruelo, ideal para montañeros y senderistas. Parte de su municipio se encuentra dentro del Monumento natural de los Glaciares Pirenaicos.

Para los amantes de las vacaciones y fin de semanas de campings, no podéis dejar de visitar el más cercano a Ordesa, el Camping Bungalows San Antón. Su entorno le permite presumir de tener una ubicación inmejorable.
Y si hay un restaurante que tiene encanto ese el El Duende. Ubicado en una antigua casa construida en el año 1831, en pleno casco histórico de Torla. Pero si por fuera te conquista, espera a descubrir su comedor y sus platos.
Torla. Torla-Ordesa. 
Resaurante El Duende

Naturaleza en Sobrarbe 

◉ Geoparque Mundial de la UNESCO


Geoparque de Sobrarbe. Todoincluido. 
El Geoparque de Sobrarbe posee un patrimonio geológico excepcional con más de 100 lugares que merecen la pena conocer para aprender a descifrar el lenguaje de las rocas y poder descubrir bellísimos paisajes de nuestro pasado más remoto. Aquí se realizan actividades a lo largo de todo el año, además de ofrecer georutas a pie o en BTT,  un circuito Geo-Minero con toda la historia minera de Parzán, una vía Ferrata de la Cascada del Sorrosal o el Museo Paleontológico de Sobrarbe.



◉ Parque Nacional y Parques Naturales

El Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido ofrece muchas rutas interesantes para hacer en familia. Llanos de Lalarri-Pineta es un recorrido de unas 3 horas de duración, de dificultad baja-media y con un desnivel de unos 270 metros. Una vez que llegas a los llanos, se puede contemplar una panorámica espectacular de la pradera, el Valle de Pineta y el glaciar de Monte Perdido. Otra alternativa para hacer en familia es la ruta del agua - Cañón de Añisclo, que tarda en realizarse algo más de una hora y tiene un desnivel de unos 50 metros.

Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Quico Gimeno. 

En el Parque Natural Sierra y Cañones de Guara se encuentra la popular Ruta de las pasarelas del Cañón del Vero. Un recorrido delimitado por las paredes de la garganta del río Vero y con un sendero acondicionado con pasarelas colgantes y escaleras de madera. Podrás ir desde el pueblo de Alquezar hasta el interior de uno de los barrancos del Vero.

Una de las rutas más conocidas del Parque Natual Posets-Maladeta es Ibón de Plan- Valle de Chistaú. Es de corta duración y también ideal para hacer en familia. El Ibón de Plan o Basa de la Mora es uno de los ibones más visitados del Pirineo, debido en gran parte por la espectacularidad de su entorno. Otra ruta en esta zona algo más extensa es Biadós-Valle de Chistaú. Bordas, prados de siega, casas con tejados hechos con fajos de paja, blosques de robles son solo algunos de los elementos que encontrarás al recorrer esta ruta.




Por sus pueblos, sus Parques Naturales, sus paisajes, sus rutas... Confirmamos que pasar unos días en la Comarca de Sobrarbe se convierte en la mejor de las terapias para descansar, desconectar y disfrutar de uno mismo y de la naturaleza.