29 de mayo de 2018

DESCUBRE EL CORAZÓN DEL MONCAYO EN 11 PARADAS | Ruta Slow Driving



Foto Ricardo Bernal 


             Aragón es un destino perfecto para practicar Slow Driving ¿No sabes que significa este término? ¡Es normal! Las carreteras que recorren nuestra comunidad no son una novedad, pero sí lo es la forma en que disfrutamos de ellas. Posiblemente muchos viajeros y amantes de Aragón ya lo hacían, pero desde hace relativamente poco tiempo se oye hablar mucho del Slow Driving. Y no es otra cosa que disfrutar del viaje. Sin prisas. Sin velocidad. Es disfrutar del entorno, la carretera y la compañía. Es bajar las ventanillas y sentir el aire mientras disfrutas de los paisajes, los colores y los olores que caracterizan tu ruta elegida.Decimos que Aragón es un destino perfecto para esta forma de viajar porque sus carreteras recorren lugares tan distintos y espectaculares que posiblemente muchos todavía los desconozcas. Así que haz una maleta con lo imprescindible y ponte cómodo porque hoy viajamos hasta el corazón del Moncayo, una montaña altiva y solitaria que se alza como visible frontera entre las esperas aragonesas de la depresión del Ebro y la meseta castellana. ¡Además sus 2.314 metros le hacen ser la máxima cumbre del Sistema Ibérico y uno de los picos más relevantes de la península ibérica. Desde 1978, una parte del monte en su vertiente aragonesa forma parte del Parque natural del Moncayo.La ruta que os proponemos tiene un total de 174 kilómetros. Y si no paras en ninguna de los lugares de interés que propone la ruta, puedes terminar el trayecto en algo menos de cuatro horas. Aun así, además de disfrutar las carreteras y sus curvas, ¡lo ideal es visitar también los pueblos por los que pasa la ruta!

     SALIDA DESDE AINZÓN
Ainzón, en la provincia de Zaragoza, está situada en una pequeña loma sobre el valle del río Huecha. Se puede apreciar la belleza de su historia desde que pones un pie en esta pueblo. Hay varias casas solariegas de los siglos XVI, XVII y XVIII. Además puedes visitar el palacio de los abades de Veruela, que envuelve al castillo medieval. Otros sitios de interés de Ainzón son la iglesia de Nuestra Señora de la Piedad, del siglo XVII y estilo barroco.
¡Y si eres amante del buen vino seguro que sabes que Ainzón es la capital del imperio de la Garnacha! Parte de los deliciosos caldos de la Denominación de Origen Campo de Borja proceden de los numerosos viñedos de Ainzón. ¡Pero aquí hay mucho más! El aceite también cobra un importante papel en esta localidad, donde se encuentran los mejores olivos de la zona y de donde se extrae el aceite de la D.O. Sierra de Moncayo.

Para continuar con la ruta Slow Driving, toma la dirección Sur desde Ainzón por la A-1301 por Tabuenca durante algo más de 30 km hasta llegar a Tierga.

Foto de Ruta de la Garnacha 
Foto de España, pueblos y paisajes 

PARADA 1: TIERGA
Tierga, municipio de la Comarca del Aranda, situada en una ladera de la margen izquierda del río Isuela. Cuenta con una privilegiada situación al sureste del Moncayo que permite disfrutar de unas vistas espectaculares.
En el siglo XVI se levantó La iglesia de San Juan Bautista convirtiéndose en el edificio más destacado de Tierga. En él conviven la estética tardogótica, renacentista y mudéjar. La única torre mudéjar de la comarca se ubica precisamente en Tierga y es propia del arte islámico. Es de planta cuadrada y está decorada de forma abundante con juegos geométricos y azulejería.  De su castillo de origen musulmán solo quedan algunos restos.

A las afueras de Tierga todavía se conservan algunos espacios empedrados de la calzada romana que unía Caesaraugusta con Turiaso  y con Asturica Augusta. En estos tramos pueden verse aún marcas de carros que podrían desplazar mercancía.  También se conservan la pila bautismal, el retablo de San Miguel y una puerta del desaparecido templo medieval. Destaca una obra de los años 1390-1430 que pertenecía a la ermita del Santo Cristo y es su particular Cristo de la Magdalena.

Después de visitar Tierga, continuaremos por la A-1301 y 110 metros más adelante tomaremos la A-2302. Después de algo más de 16 kilómetros habremos llegado a Calcena, nuestro siguiente destino.


Foto de Sergio Remón Cobeta 
Foto de Eduardo Ortín 

PARADA 2: CALCENA
La población de Calcena pertenece a la Comarca del Aranda.  Una villa enclavada a 836 m de altitud al sur del Moncayo en el valle del Rio Isuela en el margen izquierdo y a pocos minutos del Parque Natural del Moncayo

Quizás hayas oído hablar de Calcena como laCara Oculta del Moncayo, su vertiente sur y menos conocida. El nombre de esta localidad proviene de que en la antigüedad aquí estuvo el santo grial, de ahí su nombre Calcena (Cálicis coenae). El cáliz se puede ver en su escudo.

Situada en el Parque Natural del Moncayo, Calcena está rodeada de un paraje agreste y escarpado rodeado de montañas, bosques de carrasca y profundos barrancos. El casco urbano de Calcena se caracteriza por un pasado musulmán que explica sus laberínticas calles empinadas y estrechas.

En Calcena destaca la Colegiatade Ntra. Sra. de los Reyes, siglos XII al XVII, con torre mudéjar, donde se mezclan varios estilos románico, plateresco, barroco, renacentista y churrigueresco. Se sitúa en lo más alto de la población. Además de encontrar en la zona restos de un viejo castillo.
También podremos disfrutar de las Ermitas de San Roque y de San Cristóbal, desde donde se puede disfrutar de una inolvidable panorámica de los relieves calizos de la cara sur del Moncayo.

La siguiente parada de nuestra ruta por el corazón del Moncayo es Purujosa, situada a tan solo 6,9 km de Calcena. Para llegar hay que tomar la A-2302 hacia Castilla y León siguiendo el río Isuela.
Eduardo Ortín
Foto de Moncayo Vivo



PARADA 3: PURUJOSA
Purujosa es un municipio de la Comarca del Aranda, situado en la ribera del río Isuela  y en las estribaciones del Moncayo. Está dentro del Parque Natural del Moncayo, o al menos, gran parte del municipio. De hecho, es el segundo municipio con más hectáreas incluidas en este parque natural. Es por eso que ofrece una gran variedad de senderos balizados y rutas.
Una de las estampas más bonitas y espectaculares de la geografía aragonesa es la silueta que forma Purujosa. Le caracteriza su ubicación enriscada. Los fotógrafos y pintores encuentran en esta localidad una inspiración por sus calles adaptadas al accidentado terreno, su urbanismo típicamente musulmán, su arquitectura rural y pintorescos rincones.
Destaca la Iglesia parroquial románica del Salvador, del siglo XIII.En el interior de una cueva próxima al casco urbano se ubica la Ermita de la Virgen de Constantín, del siglo XVI, alberga una imagen tallada en madera del siglo XIII. 
A los pies del pueblo, en la ribera del río Isuela hay un área recreativa a la sombra de los árboles, con barbacoas, mesas y bancos.
Los aficionados a la pesca pueden disfrutar del coto de captura y suelta del río Isuela y para los aficionados a la micología es un lugar privilegiado para el mundo de los hongos.

Para ir a la siguiente parada, San Martín de la Virgen del Moncayo, hay que tomar desde Purujosa la CV-630 hasta pasar a Beratón en Castilla y León para salir por lla SO-P-2106. Cuando se llega a Cueva de Ágreda hay que continuar la SO-P-2106 hasta girar a la derecha y coger la CL-101. Después hay que pasar cerca de Ólvega y de Ágreda, aquí hay que toma la A-15 que prolongará más tarde en la N-122. Desde aquí hay que desviarse por la CV-639 hacia Torrellas y Los Fayos. Continuar recto para continuar por la ahora CV-610 y girar a la derecha junto al río Valdemilano para llegar a nuestro destino. ¡En total son 66,5 kilómetros!


Foto de Tesoros de Aragón 


Foto de Jesús María Rodríguez Martínez 

PARADA 4: SAN MARTÍN DE LA VIRGEN DEL MONCAYO
El Moncayo, el monte sagrado. La montaña mágica. Cuando te acercas a él, su eterna y magnífica silueta lo domina todo. El ´Mons Caunus´ (monte cano o canoso), nombre que le dieron los romanos seguramente por las casi permanentes nieves de sus cimas, constituye una auténtica ´isla biogeográfica´ repleta de vida, humedad y verdor.

A sus pies se encuentra la localidad de San Martín dela Virgen del Moncayo, en un entorno de leyendas. Desde tiempos remotos, diferentes civilizaciones creyeron que las montañas eran morada de dioses, bien por encontrarse más cerca del cielo, bien por las tormentas, tempestades e irreales nieblas que en ellas se desatan y habitan. 
Hay un caserío con una arquitectura típica de montaña y en la que destaca la iglesia de San Martín de Tours. Aquí se encuentra la instalación del Centro de Micología, pionero en Aragón, en el que se muestran la mayor parte de las especies de hongos que hay en el Parque Natural del Moncayo.
El siguiente destino está muy cerca. Desde San Martín de la Virgen del Moncayo hay que continuar 4 kilómentros hacia el Suroeste por la carretera de Agramonte, uno de los mejores momentos para descubrir el Parque Natural del Moncayo y el Santuario de la Virgen del Moncayo.

Foto de Aragón_2020



PARADA 5: AGRAMONTE
En la carretera que lleva hacia el Santuario de la Virgen del Moncato, se encuentra el Centro de Interpretación de Agramonte, un lugar interesante para conocer más acerca de la flora y fauna del Moncayo.
Desde el Centro de Interpretación de Agramonte podrás llegar hasta la cima del Moncayo pasando por el Santuario. Se parte desde el aparcamiento y se asciende por una senda repleta de robles rebollos y se pasa por la casa de los Ingenieros hasta llegar a la carretera asfaltada ¡Por aquí podrás llegar al refugio de la Paridera y conectar con el GR90! De camino te encontrarás con la fuente de la Teja y la fuente de los Tres Caños.
En Agramonte también se sitúa el abandonado Sanatorio Antituberculoso, un antiguo hospital donde los moribundos tuberculosos eran trasladados para mejorar su salud con el aire puro de los montes y donde en el peor de los casos pasaban sus últimos días alejados de la civiliación. Desde que el Sanatorio cerrara sus puertas, muchas han sido las narraciones que cuentan que se trata de un lugar encantado.

Para llegar a nuestra siguiente parada deberemos salir hacia el Sureste y atravesar el Parque Natural del Moncayo ¡Nos dejamos guiar por las indicaciones hacia el monasterio! En total son unos 14 kilómetros de recorrido.

Foto de El Hayedo del Moncayo 


Foto de Cristina Urzay 


 PARADA 6: MONASTERIO DE VERUELA                    
El Monasterio de Veruela es de estilo románico y gótico, está situado a 1 kilómetro de Vera de Moncayo, al lado de un valle por el que pasa el río Huecha. Es de los mejor conservados y más bonitos de Aragón.
El Monasterio de Veruela está protegido por una muralla jalonada por torreones.
Según la leyenda, se le apareció la Viren a Pedro en donde está actualmente la ermita de La Aparecida pidiéndole que construyese el Monasterio de Veruela.
Fue fundado por Don Pedro Atarés en el 1146. En 1248 el monasterio  fue consagrado en honor a la Virgen María por el obispo de Calahorra Acenario.
En 1366, durante la Guerra de los Dos Pedros, el templo sufrió graves daños.
Después, se construyó el claustro medieval, la joya del monasterio, y fue ampliado muchas veces más tarde.
En la Ruta del Vino en Aragón destaca el Museo del Vino de la Denominación de Origen Campo de Borja, ubicado en el interior del monasterio. Con esta muestra podréis conocer la gran tradición vinícola de esta comarca y el Espacio Bécquer las habitaciones en las que estuvieron alojados Gustavo Adolfo y Valeriano.

¡Después iremos a visitar el pueblo de Vera de Moncayo! A tan solo 1,9 km tomando la Z-373.



Foto de Sarah Barbará 

PARADA 7: VERA DE MONCAYO
Vera del Moncayo es una localidad situada en el valle del Huecha, al sur del Moncayo. Entre los sitios de interés turístico se encuentran La Ermita de La Aparecida junto a un pequeño encinar, y donde según la leyenda, la Virgen pidió la construcción del Monasterio de Veruela. También es muy interesante conocer La Iglesia de la Natividad (S.XVI) con torre de estilo mudéjar-renacentista. En su interior darás con una de las principales esculturas del Renacimiento aragonés, el valioso retablo de San Bernardo.  Y adosada a ella están los restos de su castillo. De él destaca la torre cuadrangular con almenas góticas.
Cerca de este pueblo, se han encontrado yacimientos arqueológicos de la edad del hierro

 ¡Y ahora nos vamos al pueblo de las brujas! Tomamos la CV-610 hacia Trasmoz ¡Solo son 3,7 km!



Foto de la Alcoba de Bécquer 


Foto de la Acoba de Bécquer 

PARADA 8: TRASMOZ
Trasmoz es un municipio zaragozano perteneciente a la comarca de Tarazona y el Moncayo. El pueblo de Trasmoz es un pueblo lleno de leyendas, relatos fantásticos, magia y brujería.
Destaca en lo alto de su colina el imponente castillo de Trasmoz. Este castillo, durante los siglos XIV y XV, dependió de varios señores y familias muy influyentes en Aragón como Los Luna o el noble Lope Ximenez de Urrea.
De 1513 a 1515 esta localidad se vio envuelta en una guerra entre el Conde de Ribagorza y la familia Ximenez de Urrea por la utilización del agua procedente del Moncayo. Debido a esta guerra la Iglesia, enemistada con los Ximenez de Urrea, lanzó la Maldición de Trasmoz. El propio Fernando el Católico tuvo que trasladarse varias veces a esta localidad a poner paz entre los dos bandos.
A partir de 1530 el castillo fue abandonado y la torre del homenaje sufrió un incendio que hizo que la construcción se derrumbara parcialmente. Debido al abandono que sufrió poco a poco fueron desapareciendo las distintas decoraciones y piezas del castillo tales como puertas, vigas, piedras sillares y objetos de metal.
Actualmente la Torre del Homenaje ya ha sido restaurada y ahora alberga el museo de la brujería y supersticiones del Moncayo.
En Trasmoz también podemos visitar la Iglesia parroquial de la Virgen de la Huerta, siglo XVI, obra gótico renacentista, aunque todavía conserva el crismón románico en la entrada principal.
También entre las calles de Trasmoz paseó Gustavo Adolfo Bécquer. De su hermano Valeriano son las pinturas más remotas datadas sobre el castillo de Trasmoz. En esta época Trasmoz ya era conocido por sus leyendas, magia y brujas, y Becquer lo dejó reflejado en alguno de sus relatos.
Una de estas leyendas cuenta que el castillo de Trasmoz fue construido por un nigromante en una sola noche.
Como curiosidad en esta pequeña localidad estuvo secuestrado el ginecólogo Julio Iglesias Puga (Papuchi) por la banda terrorista ETA.
También entre sus calles cuenta con una llamada “Gol de Nayim” haciendo honor al gol que este jugador marcó y que contribuyó a ganar la Recopa para el Real Zaragoza en 1995.
¡Continuamos la ruta! Cogemos la Cv-610 hacia el Noroeste hasta llegar a la SO-381 y subir a Santa Cruz del Moncayo.


Foto de Jesús Coscolín 


Foto de José Lainez 


PARADA 9: SANTA CRUZ DEL MONCAYO
Santa Cruz del Moncayo está muy cerca de Tarazona. Rodeado de montañas arcillosas que dan una idea del pasado alfarero de Santa Cruz en tiempos que llegó a tener decenas de hornos. De hecho, debido a la importancia de esta actividad en la economía de la población, puede visitarse el museo de la Alfarería. Santa Cruz del Moncato tiene un conjunto urbano muy característico de la zona con interesantes casonas solariegas. Aquí se encuentra la iglesia de la Exaltación de la Santa Cruz, un templo barroco del siglo XVIII. En su interior se hallan dos esculturas talladas en madera, Santa Bárbara y San Miguel.  
Las viviendas se apiñan sobre el cerro formando terrazas. Otro atractivo es la cercanía del parque natural de la Dehesa del Moncayo, apenas a 5 km que ofrece una excepcional reserva de fauna y flora. Entre los sitios de interés turístico cercanos, también puede visitarse el Pozo de los Aines en Grisel, a tan solo 3,4 kilómetros y el bello municipio de los Fayos, a 4,8 kilómetros.
¡Como bien hemos mencionado anteriormente, cerca se encuentra la ciudad de Tarazona, nuestro próximo destino! Para llegar debemos de tomar la SO-382 hacia el Noreste durante 5,4 kilómetros.


Foto de Jorge Mordel
Foto de etvrec 

PARADA 10: TARAZONA
La ciudad de Tarazona es uno de los conjuntos más originales y bellos de la comunidad aragonesa. En la época romana se le denominaba Turiaso y hoy en día se ha convertido en una joya del mudéjar.
El río Queiles divide ligeramente la localidad. Una parte de sitúa sobre un rocoso espolón, una zona de estrechas magnitudes que obligó durante la Edad Media a la extensión del caserío en todas las direcciones. De ahí que se hable de la parte Alta del pueblo y de la Baja.
El barrio del Cinco, en la parte Alta, está rodeado por murallas y atravesado por estrechas callejuelas, arcos y pasadizos. Entre las calles de la Judería, donde se encuentran las casas colgadas sobre las rocas, la calle del Conde o de la Traición. En esta zona de Tarazona destaca la iglesia de la Magdalena, el templo más antiguo de la ciudad y de la que destaca su torre mudéjar.
En la Ciudad Baja se encuentra la catedral de Santa María de la Huerta, considerada la Capilla Sixtina del Renacimiento español. Otro lugar interesante para visitar en Tarazona es su plaza de toros vieja con forma octogonal del siglo XVIII.   
También su Ayuntamiento, ubicado en la plaza del Mercado, da información sobre su pasado renacentista con su monumental fachada. Además en el friso se representa la cabalgata triunfal de Carlos V después de que fuera coronado en Bolonia.
En el barrio de Tórtoles donde se encuentra la mezquita de Tórtoles, del siglo XV, una de las obras más tardías de la cultura musulmana en la Península. Tampoco puedes irte sin visitar el palacio-jardín de Eguarás del siglo XVI y estilo renacentista.
¡Desde los miradores de la placeta del palacio, y desde el de San Prudencia, hay magníficas vistas de la ciudad que merecen la pena contemplar!
Para continuar con la ruta salimos de Tarazona por la carretera Cv-679 hasta entrar en Cunchillos, salir por la calle Buste Cunchillos y continuar por la CV-846 hasta llegar al Santuario de la Misericordia. Hay unos 20 kilómetros de recorrido.


Foto de xaviermiralles 


Foto de vicurisal_photo 

PARADA 11: SANTUARIO DE MISERICORDIA
El Santuario de Misericordia se sitúa a 5 Km. del centro de Borja, en las faldas de la Sierra del Moncayo. Surgió por la fama de las aguas de sus fuentes y zonas de pinares, por lo que la panorámica paisajística que ofrece hacia los campos de Borja y su comarca es espectacular. Tanto es así que se trata de un paisaje cultural distinguido como Espacio de Interés Turístico de Aragón.   Se pueden realizar excursiones y senderismos por los caminos que le rodean.
El santuario, de estilo típico aragonés, es un edificio señorial de ladrillo en el que se diferencian sus etapas de construcción.  Destaca el patio de acceso del siglo XVI y una escalera barroca de doble tiro, por la que se accede a la iglesia donde se conserva un presbiterio pentagonal cubierto con bóveda de crucería estrellada.
Lo más destacable es su retablo mayor barroco de la segunda mitad del siglo XVIII. Dentro de la iglesia se encuentra el Ecce Homo, imagen conocida por su singular restauración y con la que se colocó a Borja en el mapamundi. Se convirtió en un atractivo foco para visitantes y turistas curiosos.Desde marzo de 2016, el santuario alberga un centro de interpretación donde podréis conocer la historia del Ecce Homo.
Y para terminar nuestra ruta por las carreteras del corazón del Moncayo nos dirigiremos hacia el Sur para continuar unos 5 kilómetros por la carretera hasta Borja.     


Foto de heraldo.es


Zaragozemos 

FIN DE LA RUTA EN BORJA
Borja es una ciudad en la que han quedado marcadas las huelas de tres culturas diferentes: la sefardí, la islámica y la cristiano. El resultado de la superposición de estilos puede apreciarse en la colegiata, en la que se han llevado a cabo varias reformas. El que fue uno de los hospitales en Borja, el Sancti Spiritus se encuentra actualmente en forma de museo junto a la colegiata. Y en frente, la casa de las Conchas, del siglo XVI convirtiéndose en la más importante de Borja. El nombre se debe a los clavos forjados con forma de cocha que están colocados en la portada. El estilo barroco puede encontrarse en el convento de la Concepción, donde destacan la iglesia con sus frescos y el claustro.
La arquitectura típido aragonesa del siglo XVI puede apreciarse en el ayuntamiento. Y en la plaza del Mercado se encuentran dos edificios interesantes para visitar: el Torreón de los Borja y el palacio de los Angulo, con una espectacular postada. Dando un paseo por las calles de Borja se pueden observar las casas hidalgas del siglo XVI al XIX con fachadas sobrias, aleros labrados y portadas bajo arcos de medio punto.





Foto de pueblos y gentes 
                                                                                                              
Foto de Camino de Santiago por Aragón 


¡HASTA LA PRÓXIMA RUTA SLOW DRIVING!